6 consejos sobre cómo podemos controlar el hambre

Hay personas que, cuando están estresadas, dejan de comer; otras, por el contrario, no pueden controlar el hambre. Los apetitos voraces suelen aparecer no sólo durante las dietas restrictivas bajas en calorías, sino también ante la ansiedad por la incertidumbre y la inestabilidad del mundo actual.

De hecho, es posible que comenzar a leer este artículo ya despierte tu apetito; en ese caso, es muy necesario llegar al final. Hay que saber, en primer lugar, que el metabolismo -la capacidad de sentir hambre, saciedad y digestión- está regulado por procesos químicos articulados por hormonas.

Por un lado, que consume menos calorías desencadena, en el sistema metabólico, alarmas que advierten que habrá menos energía para el cuerpo . De esta manera, la hormona leptina o’hormona del hambre’ se activa. En cuanto a las influencias del estrés en el proceso de control del hambre, las hormonas también están relacionadas.

Según el Instituto Médico Europeo para la Obesidad, un escenario social adverso es razón suficiente para que las personas secreten un menor número de neurotransmisores. La ausencia de dopamina, serotonina y norepinefrina aumenta el nivel de ansiedad ; por lo tanto, se hace difícil controlar el hambre, que parece infinita.

6 maneras de controlar el hambre

Estas serían algunas técnicas interesantes para evitar el exceso de apetito:

Mira también:   Cómo perder peso: cuatro hábitos que te ayudarán

1. comer lentamente

Sentarse para disfrutar de cada comida contribuye a la sensación de saciedad. Masticar lentamente y permanecer en la mesa después de comer permite que la digestión sea más eficiente. Se estima que el cerebro necesita unos 20 minutos para sentirse saciado.

Debemos cuidar la comida, hacerla en un lugar tranquilo, ni demasiado frío ni demasiado caliente. Lo ideal es mantenerse alejado del ambiente de trabajo, de la televisión y de todo aquello que genera distracción. Centrarse en los alimentos facilita el control del hambre.

2. hacer bocadillos entre comidas

El deseo de pellizcarse entre comidas puede evitarse organizando una dieta que incluya refrigerios. Esta rutina, al menos cuando se trata de controlar el hambre, debe seguirse al pie de la letra. ¿Cuántas veces es necesario comer? Cada 3 horas es suficiente para no morir de hambre.

Otra sugerencia es no comprar con el estómago vacío . Es muy probable que salga del mercado con un paquete de algo que no contribuya al deseo de controlar el hambre. Tampoco se debe hacer actividad física sin haber comido nada.

3. preparar comidas que nutran lo suficiente

Lo que se come también es sin duda esencial para controlar el hambre de manera eficaz. Es decir, si sólo hay ensalada para el almuerzo y la cena, es muy probable que no pueda dejar de pensar en la comida durante todo el día.

4. grandes aliados contra el hambre

El hambre se puede satisfacer con fruta por la mañana y por la tarde. En las comidas principales, los cereales producen saciedad y, debido a que son ricos en fibra, favorecerán la sensación de saciedad. Tampoco olvide las deliciosas semillas oleaginosas.

Mira también:   Batidos naturales de proteínas: 5 recetas

Por otro lado, los productos lácteos bajos en grasa proporcionan al cuerpo caseína y proteínas de suero, especiales para proporcionar saciedad al cuerpo.

Además, las sopas en invierno ofrecen pocas calorías y pueden consumirse libremente , tanto para el almuerzo como para la cena; las sopas caseras con avena son las mejores.

5. los tés también ayudan

Los tés son una atracción perfecta para controlar el hambre, especialmente cuando se usa stevia en lugar de azúcar. Es un edulcorante natural que no sólo endulza, sino que también regula la glucosa, la presión y la ansiedad.

Por otro lado, algunas hierbas favorecen el control del apetito. Los tés de pasiflora, valeriana, azahar y melisa pueden prepararse y consumirse fácilmente antes de las comidas principales.

6. alimentos ricos en aminoácidos

El aumento de la serotonina mediante la inclusión de alimentos ricos en aminoácidos esenciales también es una forma de controlar el hambre. Las espinacas, el tofu, los espárragos, la piña y el plátano son excelentes para esto.

El pan es uno de los alimentos más controvertidos de Occidente. Sin embargo, puede consumirse inteligentemente para generar saciedad.

Una forma sencilla es mojar el pan en aceite de oliva, por ejemplo. El pan de trigo integral o de centeno para el desayuno puede dar alegría y saciedad durante todo el día, así como energía para el ejercicio.

Consejos para controlar el hambre

Por último, agreguemos dos consejos finales para controlar el hambre. Primero, siempre recuerde descansar entre 7 y 8 horas al día . Ciertamente esto reduce el estrés y estimula las hormonas que generan saciedad.

Junto con lo dicho en el paso anterior, cuando ese hambre feroz parece estar a punto de atacar durante el día, entonces es mejor comer barras de cereal, galletas de avena caseras, fruta fresca o ese aperitivo para sentirse bien y no morirse de hambre.

Mira también:   Tres refrescantes opciones de ensaladas para comer en verano

Así que, con estos trucos, ya tendrás una gran parte del problema resuelto.

El chocolate y los deportes: ¿no combinan? Los expertos confirman: el chocolate y el deporte forman una combinación que ofrece buenos resultados y un excelente rendimiento. Leer más «

Deja un comentario