6 Ejercicios para liberar el Estrés y la Ansiedad después de una Mudanza

¡Comparte!

Todo el que haya emprendido una mudanza de casa estará de acuerdo en que es uno de los eventos de la vida más desafiantes, tanto física como emocionalmente por los que se puede pasar. A la mayoría de nosotros nos gusta la familiaridad, la rutina y el orden.

Cuando te mudas de casa, no tienes nada de eso. Además, causa un efecto dominó de cambio en  toda  tu vida, probablemente  no solo estás cambiando de hogar, puedes estar en una zona nueva, todas tus rutinas deben cambiar como conseguir  nuevas escuelas para tus hijos o modificar tus horarios para llegar a tu trabajo a tiempo.

La falta de orden, la incertidumbre y la agitación que rodean a una mudanza pueden desencadenar condiciones subyacentes de salud mental como la ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo y la depresión, por lo que es recomendable tomarse un tiempo de descanso después de la mudanza y comenzar una rutina de ejercicios que te ayuden a liberar el estrés y la ansiedad.

Los Beneficios del Ejercicio Físico en el Plano Psicológico

De todos es conocido los beneficios del ejercicio para el organismo, puesto que permite mejorar la condición física y combatir las enfermedades. Así mismo el ejercicio también se considera vital para mantener la salud mental y reducir el estrés. Los estudios demuestran que es muy eficaz para disminuir la fatiga, aumentar el estado de alerta y la concentración, y para mejorar la función cognitiva general. Esto puede ser especialmente útil cuando el estrés, como el que se produce luego de una mudanza, ha agotado tu energía o capacidad de concentración.

El ejercicio produce endorfinas (sustancias químicas en el cerebro que actúan como analgésicos naturales) y también mejora la capacidad de dormir, lo que a su vez reduce el estrés. Los científicos han descubierto que la participación regular en el ejercicio aeróbico ha demostrado disminuir los niveles generales de tensión, elevar y estabilizar el estado de ánimo, mejorar el sueño y la autoestima. Unos cinco minutos de ejercicio aeróbico pueden estimular los efectos anti-ansiedad.

Las pautas médicas más recientes para adultos recomiendan al menos dos horas y media de actividad física de intensidad moderada (por ejemplo, caminar a paso ligero) cada semana, una hora y quince minutos de actividad de intensidad vigorosa (como trotar o nadar), o una combinación de ambas, por supuesto en conjunto con técnicas correctas de respiración. Si ya tienes un programa de ejercicios, continúa con el buen trabajo. Si no es así, aquí hay algunos consejos para comenzar.

Libera el estrés con Ejercicios de Respiración

1.- La respiración del vientre o la respiración diafragmática es una técnica popular para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. El diafragma es una lámina muscular que separa los pulmones del estómago y otros órganos viscerales. Cuando respiras, tu diafragma se contrae y se mueve hacia abajo, los pulmones se expanden, creando una presión de aire negativa, que permite que se llenen de aire. Cuando exhalas, tu diafragma se relaja y se mueve hacia arriba, y los pulmones se contraen, expulsando así al exterior el aire inspirado.

Para realizar los ejercicios de respiración con la finalidad de aliviar el estrés, es conveniente acostarse sobre una estera o tapete, coloca una mano sobre tu pecho y la otra sobre tu caja torácica inferior. A continuación  inhala lentamente por la nariz. Siente que tus dos manos se mueven hacia arriba. No fuerces la respiración. Espira por la boca con los labios fruncidos, vas a sentir que tus manos se mueven hacia abajo. No contraigas los músculos abdominales por la fuerza.

2.- Alternar la respiración de la fosa nasal o respiración de la nariz alterna, es también una técnica popular de yoga. Ha existido por mucho tiempo y es uno de los mejores ejercicios de respiración para reducir el estrés y la ansiedad. Debes practicarlo todos los días. Para ello siéntate derecho en una silla o en el suelo con las piernas dobladas.

Coloca tu mano izquierda sobre tu rodilla izquierda y el pulgar derecho sobre la fosa nasal derecha y ciérralo.  Inhala lentamente por la fosa nasal izquierda, cuenta hasta 10, aguanta la respiración y cierra la fosa nasal izquierda con el dedo anular derecho. Simultáneamente, abre la fosa nasal derecha, lentamente exhala con la fosa nasal derecha nuevamente cuenta hasta 10, repite el procedimiento inhalando ahora por la fosa nasal derecha y exhalando por la fosa nasal izquierda.

Ejercicios fundamentados en las artes marciales

3.- Pilates es una amalgama de ejercicio occidental y terapia de yoga oriental. Fue creado para ayudar a los soldados heridos de la Segunda Guerra Mundial a recuperarse más rápido, consiste en una serie de movimientos controlados y ejercicios de colchoneta que llevan el nombre de su creador, Joseph Pilates, está diseñado para aumentar tu fuerza, flexibilidad y resistencia. Hoy en día, es uno de los ejercicios más buscados que ayudan a fortalecer el cuerpo, aumentar la flexibilidad y reducir la ansiedad y el estrés.

4.- El yoga, un excelente ejercicio para aliviar el estrés, implica una serie de posturas móviles y estacionarias, combinadas con la respiración profunda. Un ejercicio de mente y cuerpo, el yoga puede fortalecer la respuesta de relajación natural de su cuerpo y lograr un equilibrio saludable. Para aliviar el estrés, realiza yoga suave o yoga para principiantes, las clases populares de «yoga de poder» pueden ser demasiado intensas si su objetivo principal es aliviar el estrés.

5.- Al igual que el yoga, el tai chi consta de una serie de movimientos corporales fluidos y de respiración a ritmo propio. Aunque los movimientos tienen sus raíces en las artes marciales, están destinados a calmar la mente y condicionar el cuerpo, lo que hace del tai chi una excelente opción para aliviar el estrés.

Deportes en equipo contra el estrés

6.- Una de las mejores maneras de liberarte del estrés y la ansiedad es incluir el ejercicio colectivo en tu agenda, para ello puedes reunir a amigos y familiares y organizar un partido de fútbol, ​​baloncesto o béisbol, ​​solo tres de las muchas opciones. Tú obtendrás una dosis doble de alivio del estrés al participar en deportes de equipo: no solo te diviertes con tus seres queridos, sino que también estás sudando y liberando endorfinas. Hacer ejercicio con amigos o compañeros de trabajo también puede motivarte a esforzarte un poco más para mantenerte competitivo.

shares