La actividad física mejora la circulación

La mala circulación de la sangre es un problema muy común , especialmente para personas mayores de 40 años. Ocurre cuando los vasos sanguíneos pierden su elasticidad natural y esto dificulta el flujo sanguíneo. Pero ¿sabía usted que la actividad física mejora nuestra circulación, además de los muchos otros beneficios que ofrece?

Si la circulación sanguínea no es adecuada, pueden ocurrir graves consecuencias para la salud, por lo que es una preocupación importante para muchas personas. La actividad física puede ser muy útil para este problema , así como para mantener una buena salud en general.

De hecho, hacer actividad física regular ayuda a activar la circulación sanguínea porque mejora el retorno venoso y aumenta el bombeo de sangre a las extremidades. A continuación, veremos algunos elementos clave para entender mejor por qué la actividad física mejora nuestra circulación.

Causas de mala circulación

El sistema circulatorio es fundamental para el organismo, ya que es el responsable de llevar la sangre a las células. Por eso nuestra salud depende en gran medida de lo bien que funcione.

Con el tiempo y gracias a una vida sedentaria, factores genéticos y hormonales y malos hábitos, como fumar , el sistema circulatorio puede verse afectado negativamente .

Los síntomas más comunes de que algo está mal son pies hinchados, hormigueo, frío en las extremidades y la aparición de venas varicosas en las piernas.

Mira también:   ¿Qué países tienen la peor dieta?

Cómo la actividad física ayuda a mejorar la circulación

Como se mencionó anteriormente, la actividad física tiene un efecto muy positivo sobre la circulación sanguínea. Al hacer actividad física regular, bombear sangre a las extremidades, especialmente a las piernas, mejora significativamente. Del mismo modo, también se favorece el retorno venoso.

Hacer una actividad física mejora nuestra circulación y esto evita la aparición de várices. Estas venas no sólo son estéticamente desagradables, sino que también pueden causar síntomas muy incómodos y causar complicaciones graves.

¿Qué tipo de actividad física es la más apropiada para mejorar la circulación?

Aunque la actividad física mejora la circulación sanguínea, no todos los tipos son adecuados para ello. Ciertos tipos de actividad, en lugar de ayudar, pueden ser perjudiciales.

La regla principal para saber qué actividades físicas ayudan a mejorar la circulación es que deben ser aeróbicas.

Esto significa que el nivel de esfuerzo debe ser constante, por lo que debemos priorizar los ejercicios de media y larga duración. Algunas actividades como caminar, nadar o andar en bicicleta son excelentes para lograr este objetivo.

Los esfuerzos cortos, por otro lado, no son útiles. Por ejemplo, el tipo de actividad física realizada por un corredor o un jugador de baloncesto no es adecuado para mejorar la circulación. Los deportes violentos y de impacto tampoco son aconsejables.

Del mismo modo, todas las actividades que requieren que los pies golpeen el suelo con fuerza deben ser descartadas. Al impactar fuertemente los pies contra el suelo, se impide el retorno venoso, lo que hace que la sangre permanezca en las piernas y los pies.

Mira también:   ¿Para qué es cada té? Aprenda los beneficios de las 6 clases de té puro

Este tipo de ejercicio desaconsejado aumentará la sensación de peso e hinchazón. También es importante evitar correr sobre asfalto o con mal calzado por la misma razón.

5 actividades físicas relacionadas con el sistema circulatorio

Hay algunas actividades físicas que son particularmente recomendables para mejorar la circulación sanguínea. Estos son algunos de ellos:

  • Montar en bicicleta: al pedalear a un ritmo constante, sin sobrecargarnos y manteniendo la cadencia, estaremos contribuyendo a mejorar el trabajo del sistema circulatorio.
  • Raza : También un buen aliado contra la mala circulación. Lo único que se necesita es un buen par de zapatos que amortigüen los impactos y mucha disposición. Es preferible evitar correr sobre el asfalto para evitar posibles lesiones en las rodillas y piernas.
  • Natación: Es uno de los deportes más completos para el organismo. Es perfecto para mejorar la circulación y también tiene muchos beneficios para el corazón y los pulmones.
  • Golf : Aunque pueda parecer sorprendente, también es un deporte que ayuda mucho al sistema circulatorio. Las largas caminatas que este deporte implica, subiendo y bajando colinas, son una excelente manera de reactivar el retorno venoso.
  • Bailando : Este es un ejercicio perfecto para mejorar la circulación. Tanto la danza clásica como la contemporánea y los bailes de salón son excelentes compañeros para mejorar la circulación y la flexibilidad. Además, se trata de una actividad que nos permite interactuar y que también es muy relajante.

En definitiva, la actividad física demuestra una vez más que es la opción perfecta para la prevención de enfermedades. Hacer una actividad física mejora nuestra circulación, fortalece el organismo y, por si fuera poco, nos permite relajarnos y divertirnos. ¿No es perfecto?

Mira también:   Cómo evitar las fracturas de tobillo en la práctica deportiva

El entrenamiento con pesas beneficia la salud cardiovascular Se dice que los que entrenan con pesas descuidan su salud cardiovascular al no hacer ejercicios aeróbicos. ¿Es eso cierto? Leer más «

Deja un comentario